viernes, 18 de octubre de 2013

El tiempo pasa

Leonard Campell Taylor

Recuerdo un tiempo en que acuné dos bebés,
recuerdo las noches sin dormir
y las nanas que les cantaba,
la hora del baño,
 y aún soy capaz de percibir el olor de la leche de los biberones ...
El tiempo pasa muy rápido...
Hoy ya son mayores y me hacen sentirme mayor a mí también.
La edad para tener hijos se ha retrasado mucho en estos últimos años.
 Quizás lo que ocurre es que yo los tuve pronto
y me veo con hijos ya mayores de edad sin saber si estoy preparada para asumirlo.

Este año voy a disfrutar de la tranquilidad de no tenerlos en casa.
Todo estará ordenado y limpio,
no se oirá música estridente,
no habrá trasiego a todas horas en la cocina
y la canasta de la ropa sucia no habrá
que vaciarla a diario.

En estos momentos necesito esa tranquilidad
pero sé que también los voy a echar de menos...
Mis niños han crecido
y comienzan a vivir su vida
 lejos de mí.



24 comentarios:

  1. Es una nueva etapa, dura a veces, pero mírale el lado positivo: así estás más tranquila.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Woau, Princesa, tan mayores son ya ? Los míos tienen 4 años y 1 mes y medio y tiemblo de pensar que un día se irán de mi lado (aunque después de tantos años, un poquito ya lo debes tenera sumido, no?).
    Bss,
    Marta

    ResponderEliminar
  3. Gracias por pasar por mi casa, te echaba de menos.
    !Claro que rezo por ti! y me dolió que no estuvieras bien.
    !Ay los hijos! no somos propietarios de sus vidas y es lógico que hagan sus vidas, ya sé que los echarás en falta, pero no en tu corazón, allí siempre los tendrás.
    Un gran beso.
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  4. Qué curioso, Princesa, yo fui una madre primeriza muy joven y sin embargo mi hijo me hace sentirme muy joven, al verlo tan mayor, y la niña, que nació 10 años después, me produce más sensación de "ser mayor". Creo que los niños hay que tenerlos en la juventud, yo no me hubiera sentido con ganas de criar a los míos en los cuarenta o cerca de ellos como veo que se lleva ahora.

    Me he hecho gracia que hayas enumerado las múltiples huellas de la presencia de tus hijos en la casa, los míos revuelven una barbaridad. Deseo que a tus hijos les vaya muy bien en esa experiencia lejos del hogar, y que tú aproveches esa tranquilidad en beneficio tuyo.

    Los cuadros que adornan esta entrada me parecen una delicia, no sé dónde encuentras esas imágenes que siempre nos regalas, pero son siempre de una belleza y ternura exquisita.

    Espero que te encuentres bien, Princesa, te mando un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. A mí también me asa lo mismo. Pero todo tiene sus cosas buenas. Ahora disfruto de más tiempo para mí, y me puedo dedicar a cosas que antes no podía. Por otro lado, cuando llega el reencuentro se disfruta mucho más. Saboreamos con mayor intensidad los momentos que pasamos juntos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. La vida no se detiene, sigue su curso, y así debe ser; pasan los momentos buenos y los malos también.
    Unas pinturas espectaculares.

    Un beso

    ResponderEliminar
  7. J'espère que tu tiens le coup et que les traitements ne te font pas trop souffrir et sont efficaces!!!
    Courage et plein de bonnes pensées!
    Bises

    ResponderEliminar
  8. Es triste que se vayan. A mí me resulta triste que los míos ya no sean unos bebés. Pero también da satisfacción verles volar solos, ser cada vez más independientes, personas por sí mismos, que cada vez dependan menos de uno. Son sentimientos contradictorios.

    BEsos.

    ResponderEliminar
  9. Disfrutar de cada etapa de la vida con plenitud, eso es lo más importante, y dejar volar a nuestroshijos después de años de enseñárles a hacerlo. Recuerdo cuando se fué a estudiar a fuera mi hijo mayor, apenas me atrevía a entrar en su habitación! poco a poco nos fuimos quedando solos, como habíamos empezado, y tuvimos que amoldarnos y redescubrirnos, toda etapa tiene sus maravillas. Ahora cuando vienen a casa es siempre una fiesta, preparas sus platos preferidos, hablas sin cesar, y sobretodo disfrutas de ver aquella persona adulta, feliz, que tu has ayudado a ser.
    Vivir con uno mismo no siempre es fácil, pero es un verdadero redescubrimiento. Crea un entorno festivo y desinteresado para recibir a tus hijos y ellos acudiran a él como a un bálsamo que les reconforte.
    Muchos besos querida amiga!

    ResponderEliminar
  10. Querida Princesa, usted jamás será una "mujer mayor", porque tiene alma de niña y de hada. Mis hijos, hace años salieron de casa, la más pequeña tiene 40 años, siempre los echo de menos, pero por qué no decirlo? me siento orgullosa de haberlos dejado marchar en busca de sus propias vidas... y cómo usted dice, se agradece el silencio, y el orden. Me paso noches despierta recordando sus besos, sus palabras, sus lágrimas... Ellos no lo saben. ni lo sospechan, su madre es esa señora que se ha hecho mayor con dolor en los huesos y en alma, que cree en las Hadas y en Michael Jackson.

    ResponderEliminar
  11. Preciosas obras para recordar cuando nuestros hijos eran bebotes...
    si yo tamb lo echo de menos de una forma extraña...
    y más cuando están lejos de casa...

    un abrazo en este día ^^

    ResponderEliminar
  12. princesa, sabía que al menos un hijo sí tenías, porque le mencionaste en una entrada anterior. ahora ya sé que son dos. espero que a tus hijos les vaya genial en esta nueva etapa. seguro que les seguirás viendo.
    yo vivo con mis padres, que me tuvieron cuando ya eran mayores, y no tengo visos de casarme. de ser padre, seré un padre tardío seguro. vamos, que mis perspectivas son magníficas en todos los sentidos. ;)
    besos y espero que estés bien.

    ResponderEliminar
  13. El tiempo pasa querida amiga y pienso que todas las etapas son bonitas. Yo no tengo hijos, no puedo decir mucho, pero así lo pienso yo que me gustaría tenerlos aunque lejos. Un besito, me alegro que sigas bien, animada, mostrándonos la belleza del arte.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  14. Buenos días Princesa!!!! Tus palabras son exactamente todas, todas, todas mis pensamientos, coinciden al cien por cien, pero en este caso mis niñas, las dos lejos de casa!!!!!! Todo más tranquilo, todo más ordenado,... pero falta algo y cuesta un poco esta nueva situación!!!!!!!
    Besos, cuídate mucho, Esther

    ResponderEliminar
  15. Crecen.
    Y en su crecimiento va implícito el de la madre.

    Te imagino sosegada al atardecer, reflexionando y escribiendo...

    Besos

    ResponderEliminar
  16. Hola Princesa, yo voy empezando con mis peques, van a cumplir 3 y 4 añitos en unos meses, me da gusto leerte bien. Cuídate y relájate mucho, lo necesitas, me encantaron las imágenes, más las primeras. Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  17. Hi Princesa Nadie,
    all mothers have this moments of pain, when the children grow and live their own lifes. But in the end its good. We can stop to sorrow for them, they will go their way. ´They don't leave us but go nearby. And maybe sometimes you will have grandkids. Thats another nice time.
    Best greetings, Johanna

    ResponderEliminar
  18. Hola Princesa! Qué bellas imágenes las de Tsui.......no las conocía. Espero que sigas muy bien, con tus tés y todo el encanto de tus hadas! Yo también he sido madre muy joven y ahora soy abuela de varios niños que verlos me encienden siempre el corazón! Y así ahora todos vuelven a casa...Te abrazo, Gloria.

    ResponderEliminar
  19. Dear Princess,
    It is the way of life. You have given your children wings and that is one of the many gifts you have given them.It is the order of things and you will find yourself relishing your new place in life. I pray for your health and well being and for your peaceful mind as well.
    Best, Ruthie across the miles from Florida

    ResponderEliminar
  20. P.S. You bring us such pleasure with all of the gorgeous pictures you find.
    Thank you.

    ResponderEliminar
  21. me has hecho llorar...estoy leyendo desde mucho tiempo tu blog. es un encanto pare mi.eres una persona muy sensible, me encantaria conocerte, pero eres muy lejos de mi - como distancia, pero tan cerca de mi alma. gracias para todo. constanza, rumania

    ResponderEliminar
  22. Siempre unas imágenes tan preciosas!! No sé cómo encuentras siempre imágenes tan maravillosas!!
    Ay, los hijos. Yo tuve a Silvia muy tarde así que aún la estoy disfrutando en su etapa de niñez. Y me encanta!
    Besos

    ResponderEliminar