domingo, 22 de junio de 2014

Despedida



James Hunt

Llegan las vacaciones y de nuevo me toca despedirme de mis niños...
Se convierte en un momento de felicidad al pensar
 que disponemos de un largo verano para descansar
 pero a la vez en un momento triste ya que este año nos tenemos que despedir 
El próximo curso ellos tendran nuevos maestros 
y yo me encontraré con nuevos alumnos 
Después de dos años viéndonos a diario nos vamos a echar mucho de menos...
Aunque nos seguiremos encontrando por los pasillos ,en los recreos,
en las fiestas del cole...
Me encantan estos cuadros de Charles Hunt
donde los niños son protagonistas con sus juegos
 Gracias a mis niños he tenido un motivo para levantarme cada mañana
Ellos me estaban esperando en la fila cada día y yo  no les podía fallar 
Junto con mi dieta  han formado parte de mi medicina
y me siento muy afortunada por haber podido continuar con mi trabajo
desobedeciendo a mi médico que quería que me quedara en casa cuidándome...
Se que él quería lo mejor para mí pero es que nunca se pudo imaginar
 las  altas dosis de cariño que yo iba a recibir yendo a trabajar
y que eran también muy necesarias para mi  sanación .



14 comentarios:

  1. LO MEJOR DE TODO, ES QUE HAZ SABIDO DISFRUTAR DE SU COMPAÑÌA PARA MEJORARTE.
    BESOS

    ResponderEliminar
  2. Qué bonito que los niños hayan sido esa parte tan importante de tu motivación para continuar. Es precioso saber que les has ayudado a pintar sonrisas. Un beso grande y ¡Feliz verano!.

    ResponderEliminar
  3. en 1º y 2º de egb tuvimos al mismo profesor para todas las asignaturas. veo que en vuestro colegio hacéis algo parecido. has hecho bien en no perderte tus clases. si tuvieras la desgracia de ser ingeniera y tu trabajo consistiera en estar delante de un ordenador haciendo trabajos absurdos que te manda un jefe insoportable, la cosa sería diferente. pero estar con unos inocentes niños que te transmiten su cariño y te hacen reír a veces, sin duda es la mejor terapia.
    besos, princesa!

    ResponderEliminar
  4. Te entiendo y comparto los sentimientos.
    A mí me ocurre lo mismo. Durante los primeros días el vacío es... inmenso.
    Quedémonos con los buenos momentos, el carió, su energía, sus risas...

    ResponderEliminar
  5. Hello Princess
    I understand through your post, you're a teacher! A hard and wonderful job. I was too for my own in textil art. I did the same when I was in great desease,because it was a great help for me to fight against desease, until I was to tired to keep on. After that I've to stay quit two years quiet, but now, my state is stabilised and I engaged myself in others actions like life of my village and helping others!
    I think helping other, anyway you act is allways the best thing we can do , and the most important, as you did it with your students!
    Hugs and kisses

    ResponderEliminar
  6. Querida Princesa,
    Que ternura emana das tuas palavras!
    Gostei de saber que contaste com o teu trabalho de professora de crianças para suprares os dias difíceis da doença.
    Que o futuro te traga muitas alegrias junto de outros grupos de crianças.
    Beijos... e boas férias!

    ResponderEliminar
  7. Hola Princesa y nunca mejor dicho.
    Eres la princesa de tu vida y sabes que el cariño en dosis regulares cura el alma, el corazón y todo lo que esté necesitado de comprensión y dulzura, quien mejor para esa medicina que un inocente corazón de niño.
    Me alegro mucho por ti, gracias por tus letras e siempre bellas imágenes.
    Un abrazo
    Ambar

    ResponderEliminar
  8. Princesa, esas hermosas imágenes enmarcan la realidad que entre maestros y niños se establecen unos vínculos indestructibles, el maestro de vocación se convierte en faro y guia para siempre, nada más grande y valioso que ser referente y punto de apoyo perdurable. No sólo para usted ha sido beneficioso el no dejar las clases, sinó que sus alumnos habrán recibido una impagable lección de dignidad y de vida. Feliz verano para tod@s. Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Es triste pero tú ya has dejado tu impronta en ellos, ahora kles toca a otros pasar por tus manos.

    ResponderEliminar
  10. Tienes mucha razón Princesa,
    ese cariño es una buena medicina.
    Besos y pasa un buen verano.
    Chary :)

    ResponderEliminar
  11. Tener una profesión que nos llena, apasiona y enriquece es un regalo maravilloso, ser consciente de ello y mostrarse agradecida te engrandece. Feliz descanso querida amiga!

    ResponderEliminar
  12. Te entiendo perfectamente, cada año me cuesta un montón separarme de ellos. Los míos son adolescentes y me pasa lo mismo con ellos, es un regalo inmenso tenerlos. Es una tarea preciosa. Me encanta todo lo que dices.

    Un beso, con mucho cariño.

    ResponderEliminar
  13. Cómo me gustan estos cuadros que reflejan cuando los niños sabían jugar porque no había consolas y ordenadores. Ojalá los niños de hoy en día jugasen así.
    Besos.

    ResponderEliminar